logo de ByExpress
Transporte y Brexit. Todo lo que debes saber

1.- Las intenciones británicas

impact del brexit en el transporte de mercancias

En las carreteras británicas podían verse grandes camiones matriculados en cualquier lugar de Europa; Varsovia, Turín, Atenas, Frankfurt o Barcelona. Las mercancías transportadas ya fueran alimentos, ropa o componentes industriales eran -y siguen siendo- esenciales para los ciudadanos británicos y la economía de la Gran Bretaña. Este tráfico comercial se ha visto afectado por las nuevas regulaciones derivadas de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En marzo de 2017, el gobierno británico hizo público el proyecto de ley para derogar las leyes de vinculación a la Unión Europea. Se trataba de un libro blanco en el que se establecían qué medidas se iban a tomar para preparar la salida de la Gran Bretaña de la Unión Europea. El Brexit. En este proyecto de ley se decía que todas las leyes vigentes serían transferidas en bloque a las leyes del Reino Unido. Sin embargo, allí se expresó la intención del gobierno británico de que el comercio siguiera fluyendo con las menores trabas y con la mayor normalidad posibles.

El 24 de diciembre de 2020, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) sellaron un Acuerdo de Comercio y Cooperación. Este acuerdo comercial, de 1246 páginas, entró en vigor el 31 de diciembre de 2020.

Sin embargo, las declaraciones públicas en torno al Brexit apenas han considerado  la cuestión del transporte y se ha centrado en las cuestiones arancelarias, procedimientos regulatorios y trámites aduaneros.

2.- Condiciones a los transportistas de mercancías de la Unión Europea para operaciones de transporte con Reino Unido

El acuerdo suscrito por las autoridades europeas y británicas, Acuerdo de Comercio y Cooperación, contempla la liberalización del transporte entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido. Esto significa que no hay contingentes para el transporte por carretera entre la isla británica y el continente. Las compañías europeas de transporte de mercancías por carretera pueden seguir operando, sin límite de operaciones, desde cualquier lugar de la Unión Europea (UE) hacia las islas británicas.  El viaje de regreso a cualquier punto de la Unión Europea también se formula de forma ilimitada. Otra cosa es el cabotaje.

Las operaciones de cabotaje permitidas quedan limitadas. Pasan de siete a tres días y únicamente dos operaciones por semana o periodo de siete días, una vez finalizado el transporte internacional. Según la consultora Deloitte, la limitación de las operaciones de cabotaje obliga a los operadores logísticos a asumir una mayor complejidad en las cadenas de suministro.

El cambio más significativo en el transporte de mercancías a Gran Bretaña viene por los nuevos controles aduaneros, sanitarios o de otra especie que antes del Brexit no había que cumplir en la consideración de que se trataba de movimientos dentro de un mercado único. Las licencias extendidas por la Unión Europea (UE) han seguido siendo válidas en el Reino Unido después del 1 de enero de 2021.

En efecto, los nuevos controles no son solo aduaneros. Entre las nuevas medidas encontramos a) el control de las licencias de conducir y de certificados de competencia profesional de los transportistas, b) dimensiones del vehículo de transporte y límites de peso, c) control de las normas de seguridad y condiciones de trabajo. Tener en cuenta estas normativas contribuye a minimizar los retrasos en el transporte entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido.

Sin duda, para muchos profesionales de la logística y el transporte, el Brexit será uno de los elementos que condicionará la gestión y la cuenta de resultados del año 2021.

3.- Cómo queda Irlanda

El Acuerdo de Comercio y Cooperación suscrito entre las autoridades de la Unión Europea (UE) y el Reino Unido permite el derecho de tránsito. Es decir, los profesionales del transporte de la Unión Europea pueden circular con sus vehículos hasta Irlanda, lo que se ha venido en llamar el “puente terrestre”. Esto permite mantener las relaciones logísticas entre Irlanda y el resto de países de la Unión Europea (UE) a través de Gran Bretaña. En cuanto a operaciones de cabotaje, los transportistas radicados en Irlanda del Norte pueden realizar hasta dos viajes dentro de Irlanda.

4.- El marcado UKCA

El Acuerdo de Comercio y Cooperación firmado por británicos y europeos garantiza el acceso libre de aranceles a los mercados respectivos. Sin embargo, es preciso cumplir las normativas específicas del Reino Unido para comercializar productos en Gran Bretaña desde las 23 h. del 31 de diciembre de 2020.

El nuevo sello UKCA certifica que un determinado producto cumple con toda la legislación del Reino Unido que le es aplicable y que se han verificado con éxito los procesos de evaluación. A partir del próximo 1 de enero de 2021, el marcado UKCA sustituirá al marcado CE como requisito obligatorio para todos los productos importados por el Reino Unido, lo que incluye Inglaterra, Escocia y País de Gales.   

El sello UKCA será requerido en todos los productos objeto de legislación en Reino Unido en equivalencia a las directivas y regulaciones de la Unión Europea (UE) para la marca CE. Esto incluye directivas de equipos de radio, EMC y baja tensión. Los organismos certificadores de la Unión Europea (UE) con sede en el Reino Unido quedarán obsoletos a partir del 1 de enero de 2021.

En septiembre de 2020, el gobierno británico anunció el período de implementación del marcado UKCA. Éste será de aplicación en la mayor parte de los productos actualmente regidos por el marcado CE. Estos productos deben estar amparados por algunas de estas directivas, por ejemplo, maquinaria, LVD (Directiva de Bajo Voltaje), ATEX (equipamientos para el trabajo en atmósfera explosivas), RoHS (reducción de sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos) RED (equipos radioeléctricos). Para dar tiempo a que las empresas puedan cumplir los nuevos requisitos, el sello CE se puede utilizar hasta el 1 de enero de 2022. A partir de esa fecha la legislación británica ya no admitirá el sello CE para la venta en Gran Bretaña. Por lo que se refiere a Irlanda del Norte, el marcado CE seguirá siendo válido. Los productos que solo contengan el marcado UKCA no estarán permitidos en ese mercado.

5.- Productos y legislaciones amparados por el sello UKCA

  • Aerosoles
  • Aparatos de gas
  • Ascensores
  • Compatibilidad electromagnética (EMC)
  • Diseño ecológico
  • Dispositivos médicos (Se aplican requisitos adicionales)
  • Embarcaciones de recreo y motos acuáticas
  • Equipo de Protección Personal (EPP)
  • Equipo de radio
  • Equipo para uso al aire libre
  • Equipos a presión
  • Equipos eléctricos de baja tensión (LVD)
  • Explosivos civiles (Se aplican requisitos adicionales)
  • Ferrocarriles -interoperabilidad- (Se aplican requisitos adicionales)
  • Instrumentos de medición
  • Instrumentos de pesaje no automáticos
  • Juguetes
  • Maquinaria
  • Productos de construcción (Se aplican requisitos adicionales)
  • Productos utilizados / instalados en ubicaciones peligrosas (ATEX)
  • Recipientes a presión simples
  • Restricción de sustancias peligrosas (RoHS)
  • Ruido exterior
Abrir chat