logo de ByExpress

Envío ordinario, registrado o express: cuál es el mejor para mi empresa.

Siempre que hacemos un pedido, ya sea particular o para nuestra empresa, nos cuestionamos cuál opción de envío es la que mejor se adapta a nuestras necesidades. La mayoría de proveedores y vendedores ofrecen más de una alternativa que puede variar en tiempos y en costes según el tipo de envío.

Cuando compramos un producto solemos pasar la mayor parte del tiempo buscando la mejor oferta, el mejor precio del producto. Pero considerar el tipo de envío es tan importante como elegir el producto, es necesario ser consciente de los costes de un envío y de los tiempos que la opción seleccionada pueda tomar. A veces el envío más caro no es necesariamente la mejor opción, ya que puede incrementar el precio final de la compra. Y en otras ocasiones, el envío más barato no cumple con los tiempos estipulados. También es importante tomar en cuenta la empresa de envío, y las garantías que esta nos dé. Por eso, lo más importante al momento de tomar una decisión es considerar tres variantes: costes, tiempo y seguridad.

Y a pesar de que en ByExpress somos especialistas en logística y transportes express seguros, en este artículo os presentaremos todas las alternativas que existen para hacer un análisis que os permita poner sobre la mesa todas las posibilidades al momento de decidir la mejor opción para tu negocio.

Envíos ordinarios

Los envíos ordinarios son una de las primeras opciones que proponen los proveedores. De los tipos de envío que os presentaremos, este es seguramente el más básico de todos. Si decidimos elegir este tipo de envío tenemos que tener dos puntos en cuenta:

  1. El tiempo: los tiempos de los envíos ordinarios son muy variables, no hay una fecha de entrega estipulada sino una fecha aproximada. Esta fecha puede variar de 3 a 10 semanas si toda la logística se desarrolla sin contratiempos, pero si se presentara alguna incidencia, los tiempos podrían dilatarse hasta los 5 meses. Esto podría pasar en envíos ordinarios internacionales, porque estos envíos suelen gestionarse a través de las oficinas de correos de dos o más países, y en alguna ocasión, el paquete puede perderse en el trayecto.
  1. La seguridad: la segunda variante a tener en cuenta, es la seguridad. A diferencia de otros tipos de envío, los envíos ordinarios no suelen tener número de seguimiento, y el receptor no podrá tener la información en tiempo real del estado de su envío. Esto siempre genera un poco de incertidumbre, y si la mercancía o producto que se envía es importante o tiene un valor económico, es recomendable decantarse por alguna opción alternativa al envío ordinario.

Por otro lado, el envío ordinario suele ser el más económico de todos, y si la disminución de costos es una de las principales prioridades de tu empresa, quizás esta pueda ser una opción recomendable.

Envíos registrados

Los envíos registrados son una opción muy parecida a los envíos ordinarios. La logística y manejo del paquete las gestionan los servicios postales o los servicios de correo del país de origen, de tránsito y de recepción.

Si el tiempo no es una variante importante para el pedido que estés haciendo, esta podría ser una buena opción. Si bien, como con los envíos ordinarios, los productos pueden tardar más de 10 semanas, dependiendo del origen, los envíos registrados cuentan con un beneficios que no tienen los envíos ordinarios: la posibilidad de hacer un seguimiento.

Esto quiere decir, que de alguna u otra manera, este tipo de envíos son un poco más seguros que los envíos ordinarios. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que estos envíos también son manejados por las oficinas postales públicas de cada país, y que en ocasiones el servicio puede presentar contratiempos.

Envíos express

Los envíos express son nuestra especialidad. Un envío express es quizás una de las mejores opciones para enviar y recibir mercancía, partes, materia prima o cualquier otro producto. A diferencia de los envíos ordinarios o registrados, los envíos express, como su nombre lo indica, son mucho más expeditos.

En muy raras ocasiones un envío express se tardará más de 5 semanas en llegar a su destino, independientemente del lugar del que sea enviado. Por esa razón, si el tiempo apremia, es una de las mejores opciones para tu empresa.

Además, a diferencia de los otros dos tipos de envío, los envíos express son gestionados por una compañía privada, como ByExpress, que no solo garantiza la seguridad de tu paquete sino que te permite hacer un seguimiento en tiempo real y ofrece una atención al cliente las 24 horas del día los 365 días del año.

Y ahora quizás te preguntes cuáles son los costes de este servicio. A pesar de lo que puede pasar con otras compañías de envíos, nosotros buscamos ofrecer costes adaptados a tus necesidades, ofreciendo un precio mínimo garantizado y un presupuesto en 15 minutos para que puedas tomar la decisión adecuada para tu empresa.

Además, en los envíos express, nosotros nos encargamos de los trámites aduaneros, y si la mercancía que envías tiene un alto valor, también te interesará saber que en caso de que haya algún contratiempo, lo que es poco probable ya que nuestros transportes son directos, contamos con un seguro que cubriría el precio de la mercancía.

En conclusión, si las variantes a tomar en cuenta al momento de elegir un tipo de envío son los costes, la seguridad y el tiempo, ByExpress es una opción que te permite marcar todas las casillas, sin importar lo que necesites enviar ni el lugar en el que estés.

Si quieres más información acerca de nuestros servicios de envíos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestros canales de contacto.

Abrir chat